Warning: Creating default object from empty value in /home/dominica/public_html/plugins/system/advancedmodules/modulehelper.php on line 319

República Dominicana: Un destino inagotable y único en el mundo.

Información general

Quiénes Somos

MapaCaribe
 
En el corazón del Caribe, bañado por las aguas del Atlántico en la costa norte y el impetuoso Mar Caribe en el sur, hay un país plácido y hermoso cuyo nombre oficial es la República Dominicana.

Se localiza entre los paralelos 17° 40' y 19° 56' latitud norte y los 68° 20' y 72° 01' longitud oeste del meridiano de Greenwich (GMT-4).

Fue descubierto por Cristóbal Colón el 5 de diciembre de 1492 durante su primer viaje al Nuevo Mundo, y ocupa 48.442 km2 de los 76.192 que comparte con la vecina República de Haití. Sus bellezas naturales y fecunda historia deleitan y apasionan a quienes llegan a conocerlo.

Por Real Privilegio del Rey Fernando fue denominada en 1508 Isla de Santo Domingo. Su nombre aborigen, Quisqueya, significa en taíno "madre de todas las tierras". En la época del Descubrimiento, nuestra isla estaba habitada por aborígenes que se llamaban a sí mismos taínos, palabra que en su idioma significa "los buenos".

Los taínos pertenecían a la cultura arauka de la región tropical del continente sudamericano, de donde emigraron en canoas por el arco de las Antillas Menores. Físicamente eran bien formados, de piel bronceada y ojos negros. Por lo general eran pacíficos, y aún cuando se desarrollaba entre ellos un régimen que tendía hacia la esclavitud interna bajo el predominio de un cacique, la historia consigna hechos en los que defendieron con valentía su familia, el fundo y su libertad, cuando los colonizadores intentaron esclavizarlos. No obstante, una población estimada en 600.000 habitantes fue exterminada en menos de trece años.

Estaban organizados en cinco cacicazgos: Marién, gobernado por Guacanagarix; Maguá, dominado por el cacique Guarionex; en Maguana señoreaba Caonabo; en Higüey, Cayacoa; y Jaragua era el dominio de Bohechío. A la muerte de Bohechío gobernó su hermana Anacaona, viuda de Caonabo, reputada como la mujer más hábil, bella y talentosa de la isla. Anacaona tuvo que presenciar impotente el genocidio de su tribu, en el primer acto de crueldad registrado en nuestra historia como la Matanza de Jaragua, perpetrada en 1503, por el gobernador Nicolás de Ovando. Prisionera, la reina, respondió con estos versos:

"No es honor matar ni lava el honor la tragedia consumada. Abramos un puente de amor para que por él pasen y dejen las huellas de sus tacones nuestros enemigos."

logoDWfooter